De la belleza a la sustentabilidad

Por Wendy Cruz

Las marcas del canal de Venta Directa, enfocadas en la industria de belleza, se encuentran en una transición para atender la creciente demanda de los consumidores por productos que generen un impacto positivo en el medio ambiente.

Algunos de los objetivos que persiguen las marcas son: reducir la huella de carbono generada por el proceso de producción; la reducción de residuos como empaques y embalajes; generar propuestas más amistosas de reciclaje y uso de materiales biodegradables.

Entre las empresas de Venta Directa podemos encontrar esfuerzos significativos que se suman a reducir el impacto ambiental. Pero, ¿cuáles son las acciones implementadas?

Materiales reciclados

Uno de los grandes retos en la industria de la belleza es saber qué hacer con los residuos que no son biodegradables. Si bien no es una solución total, el reciclaje ayuda a reducir el consumo de materias primas y el uso de energía para la generación de nuevos embalajes.

 

 

Yanbal renovó en el 2021 su estrategia con “Alma Latina” donde reafirma su compromiso con el emprendimiento, innovación y la sostenibilidad ambiental y social en Latinoamérica.

Entre las primeras iniciativas de la compañía se observa un claro esfuerzo sobre los envases ya que hoy en día cuentan con un 82% menos plástico frente al envase original. En el caso de los productos de perfumería, la fabricación cuenta con 30%, en promedio, de vidrio reciclado.

Natura, compañía brasileña de belleza, apuesta por las propuestas ‘refill’, el uso de vidrio reciclado en las botellas y la inclusión de alcohol orgánico, que libera menos CO2 a la atmósfera ya que no quema el suelo. Kaiak Oceano, lanzamiento del 2021 de la marca, es un homenaje y una oportunidad para proteger este universo marítimo de la mano de nuevas formas sustentables para combatir la contaminación de los océanos. El envase del perfume aprovecha plásticos retirados de la costa brasileña y vidrio reciclado.

 

Con dicha iniciativa, Oceano® busca utilizar 16 toneladas de plástico reciclado en América Latina (Chile, Argentina, Bolivia, Brasil, México y Perú) en un año.

 

Por su parte, Oboticário utiliza el refill en sus lociones ahorrando hasta el 78% de plástico lo que alarga la vida útil del frasco original.

Así mismo, Mary Kay en su Informe Estratégico de Sostenibilidad e impacto social 2020-2021 destacó sus objetivos de sostenibilidad global e impacto social hasta el 2030. En este, señaló que buscan reducir en un 30% la intensidad plástica, las emisiones de carbono y la utilización de agua.

 

 

Por otra parte, Avon aumentó su tasa de reciclaje a un 95.8% en comparación al 2019; además, el embalaje de sus productos es 100% sostenible y en el 2030 tienen como objetivo contar con un portafolios de productos cuyos envases sean 100% reciclables y reutilizables en todo el mundo. Actualmente, sus nuevas botellas contienen 18% menos plástico que antes.

Bosques sustentables

Jafra, Oriflame, Yanbal, han puesto el ejemplo, pues sus empaques y catálogos cuentan con un distintivo cuyo objetivo es garantizar al consumidor que los productos forestales que tengan el certificado FSC (Forest Stewardship Council), provienen de bosques en el que se asegura el uso de buenas prácticas a la hora de aprovecharlos, según los niveles mínimos de buena gestión.

 

 

Yves Rocher, por ejemplo, comenzó una alianza con la firma papelera y de reciclado BioPappel, para asegurar un oportuno manejo de los residuos de papel, cartón y fibras resultantes de las actividades en almacén.

Menos agua más vida

Uno de los recursos más importantes para el planeta, sin duda es el agua, el cual es un ingrediente clave en las formulaciones y fabricación de cosméticos, por lo cual es sustancial reducir su consumo en la medida de lo posible.

De acuerdo al Informe de Progreso en Sostenibilidad 2018-2019 de Belcorp, esta compañía trabaja en el desarrollo de equipos y procesos eficientes que permiten ahorrar agua, inspecciones preventivas de fugas para evitar pérdidas de éste líquido vital y poseen una cultura de uso racional y sostenible entre colaboradores, contratistas y proveedores.

Dado sus constantes esfuerzos en este tema, Belcorp emplea sistemas de lavado de alta eficiencia que combinan agua, vapor y algunos agentes limpiadores, los cuales generan ahorros de hasta un 70%. Así mismo, aprovechan la captación pluvial para el sistema de emergencias y la red contra incendios.

 

 

Oriflame, por su parte, también busca formas de involucrar a los consumidores a través del desarrollo de productos más responsables con el medio ambiente.  

Por otra parte, Oriflame relacionó el impacto de la contaminación microplástica como una causa de la contaminación del agua. Oriflame decidió dejar de usar microesferas y glitter de plástico en sus productos de limpieza. Por este motivo, hoy ofrecen sólo exfoliantes de origen natural en todos los productos cosméticos exfoliantes de su portafolio.

Así mismo, ofrecen toallitas biodegradables. Lo que significa que el material se descompondrá de forma natural, siempre y cuando se deseche correctamente.

Acciones para un mejor futuro

Es claro que las decisiones y acciones que tomen las empresas en el presente no resuelven de momento el gran problema de sustentabilidad. En este escenario, son plausibles los grandes esfuerzos de la industria de belleza por encontrar oportunidades sustentables y cada vez más atractivas y funcionales para los consumidores.

 

 

Hoy se reconocen acciones como la reducción de la densidad del plástico; el desarrollo de herramientas de venta y artículos que protejan los bosques, los océanos y las comunidades; así como las prácticas sustentables en la cadena de producción y abastecimiento.

Una constante comunicación que cada día involucre más al consumidor conllevará a mejores resultados en la protección del medio ambiente y posicionará a las marcas en el gusto de los consumidores y la industria.

LEER ARTÍCULOS RELACIONADOS

Bibliografía:

Deja una respuesta